• 22 Abril, 2021
  • Última Actualización 21 Abril, 2021 10:50 pm
  • Perú
46 personas fueron inoculadas indebidamente en el Hospital Regional

46 personas fueron inoculadas indebidamente en el Hospital Regional

46 personas que no eran profesionales de salud en primera línea fueron inoculadas contra el covid-19 indebidamente en el Hospital Regional de Ica, informó Roy Vera Chung, gerente regional de Ica de la Contraloría General.

“En el Hospital Regional hemos encontrado que 46 personas han sido vacunadas no estando en el padrón, ni tampoco teniendo vínculo laboral ni contractual a través de terceros”, denunció Vera Chung.

El representante del órgano de control de Ica precisó que se hará un control posterior para que adopten las medidas necesarias de esta situación adversa.

“La normatividad vigente que establece el Minsa es que se tiene que estar en el padrón y ser profesional de la salud, y nosotros hemos establecido todo lo contrario”, agregó.

Por otro lado, informó que la Gerencia Regional de Control de Ica supervisó, aplicando el modelo del control concurrente, la llegada y almacenamiento de 4176 dosis de vacunas contra la Covid-19 que estuvo a cargo de la Dirección Regional de Salud de Ica.

Refirió que los instrumentos y equipos del almacén, (cámara frigorífica, refrigeradoras, termohigrómetro y termómetros) no están calibrados y no cuentan con un programa de mantenimiento preventivo y de autoinspección, poniendo en riesgo la conservación de las propiedades de las vacunas, así como la inoperatividad y funcionalidad de estos.

“Los equipos no están calibrados para garantizar la cadena de frio para el almacenamiento de las vacunas (del laboratorio Sinopharm)”, dijo.

En ese sentido, dijo que también se comprobó que el almacén no cuenta con un sistema de control de existencias que alerte las fechas de vencimiento de los productos farmacéuticos, utilizando solo el Sistema Integrado de Suministro de Medicamentos e Insumos Médicos -SISMED-, poniendo en riesgo que los fármacos alcancen su vencimiento y no puedan ser utilizados por los usuarios.

“En los hospitales hemos detectado que no existe una ruta determinada ni señalizada por donde el personal de salud deba trasladar los residuos biocontaminantes, como la jeringa, algodón, el frasco de las vacunas, entre otros residuos, tras la inoculación”, finalizó.

Noticias Relacionadas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *